Los bonitos días pero imperfectos

 

              (Parque Natural de Sierra Nevada – Granada) 

 

 

Esta fué la frase con la que me fuí a descansar días atrás. Esta fué la sensación que tuve después de tener un día muy bueno, muy productivo pero que se empañó por un tema en concreto y que en estas fechas cercanas a las navidades, esta frase – sentir,  se me ha grabado en la mente. 

De manera particular, estas fechas no me hacen ilusión….

No me hace ilusión porque me faltan personas importantes. Me hace recordar que la vida es así, imperfecta porque aunque estemos pasando por un buen momento, esta casi siempre vendrá a recordarnos que no todo es una senda llana con bonitos árboles y diversidad de verdes y amarillos. 

La senda es senda. Es camino. 

Es el camino que estamos intentando andar con nuestras carencias, miedos, adversidades y con el recuerdo de aquellos que no nos acompañan. De manera particular, no sólo los recuerdo hoy y en estas fiestas, recuerdo a mis padres todos los días…. en cada momento y muchas veces, deseo poder dormir mucho para hablar con ellos. Daría todo por verlos… porque me vean y así terminar un círculo. 

Las navidades se empañan de buenas cosas, de buena onda, de sentimientos y de promesas y esto me gusta, lo comparto e incluso lo hago. Las navidades se empañan de situaciones y regalos tangibles, de esos que al pasar los días nos olvidamos. Las navidades se empañan de comprar y regalar pero no todo son regalos no?. ¿Tienen que llegar estas fechas para ser los más buenos y  los más solidarios del mundo?. ¿Tienen que llegar estos días para acordarnos de enviar un mensaje o de hacer una llamada a aquellos que no vemos a menudo?. ¿Tienen que llegar estas fechas para decirnos cosas bonitas?. Siento que no. 

Las navidades cada uno las vive como mejor puede y quiere y lo respeto. Las navidades o el desear bien a los demás, no sólo se tendría que sobreexponer en diciembre de cada año. No sólo se tiene que exponer las buenas intenciones en estos días. 

Nuestras buenas intenciones con los demás deberían estar sujetos a un árbol que perdure en el tiempo. Los regalos materiales, son regalos. El regalo de un buen deseo, de unas bonitas palabras y de que la otra persona sepa que puede contar contigo – conmigo, debería ser perpetuo en el tiempo. Los regalos del alma no tienen precio. Los regalos del corazón no  tienen caducidad y son estos, los que van a quedar en nuestra memoria. 

Sé que tener un detalle hacia otra persona es bonito, nos gusta y muchas veces nos genera ilusión. Eso es bonito pero no hagamos de estos días, los días más fríos.

Regalemos palabras, notas escritas a mano, cartas, canciones. Regalemos lo que nos pida el corazón. Regalemos solidaridad. Regalemos interés por aquellos que no están pasando un buen momento. Regalemos “GRACIAS”. Este gracias primero que sea contigo. Agradécete por ser quien eres. Agradece a quien creas, esto va más allá de religiones. Agradece el estar hoy aquí. Agradece lo que tienes. Agradece por tener salud. Agradece por tener a tus padres al lado. Agradece por tener amor y un hogar. 

Las navidades son la reunión con los que quieres. Las navidades son el recuerdo de aquellos que están lejos. Las navidades son el desarraigo de emociones. Las navidades que sean lo que tú quieres que sean.

 

 

 

Regálate un año bonito en la medida de lo posible porque siempre caerán chaparrones.

Regálate momentos contigo.

Regálate momentos con aquella persona que no ves hace mucho o regálate el pedir o disculpar a alguien. 

Regálate metas, objetivos. Empieza por pasos pequeños pero regálatelos. Regálate la condición de mirar atrás y lo que veas, que en la medida lo posible, sea de tu agrado.

Regálate crecimiento, ganas de luchar, de seguir, de mirar hacia la cumbre porque sé que si tú quieres, puedes llegar allí.

Regálate bonitas palabra hacia tí y para el resto. No nos cuesta nada comenzar el día agradeciendo y diciendo a alguien que no nos conoce: buenos días o buen día o lo más bonito…decir, gracias. Regálate esta palabra.

Regalemonos esperanza porque en nuestro mundo están  pasando situaciones desalentadoras. 

Como algunos saben, este (blog) ha sido uno de los regalos más bonitos que he podido tener este año. Mi regalo es tener un medio por el cual puedo expresarme con lo que soy y pienso.

Gracias a cada uno de vosotros porque se toman el tiempo de dedicarme unos minutos y gracias por hacerme más feliz….. para mí este es mi regalo de navidades a nivel laboral. 

Y para terminar….CUIDATE mucho! Cuida tu mente y tu corazón para este nuevo año pero no esperes a empezar en unos días. Empieza a cuidarte desde hoy….desde ahora. No dejes pasar el tiempo. 

Que todos tengamos en la medida de lo posible, un buen año! Ante las tormentas, saca (saquemos) fuerza y comprensión. 

Gracias mil…..

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *