Tus medallas

winner-1445797_1920

Y me pregunto a mí misma: ¿qué medallas ganaste? ¿qué derrota tuviste? ¿qué te costó hacer más? ¿con qué circunstancias lo pasaste realmente mal? ¿con qué has disfrutado?.

Voy escribiendo estas preguntas y las respuestas me han asaltando en forma de flashes. Saltan como películas porque hay muchas historias que las borraría por completo, haría un reset y quedarían allí, en el olvido. Otras las recuerdo con cariño, estas son mis medallas de vivencias, de sonrisas, de aprendizaje, de lucha y de tener en mente lo que he querido y sigo queriendo.

Escribiendo esto, me sumerjo de lleno en lo que son las Olimpiadas y lo que nos  enseñan. Hablo de los buenos ejemplos, de las buenas personas y hablo de los buenos deportistas.

Hemos visto cientos de deportistas caminar, luchar, correr, nadar, saltar, etc… para lograr su más grandioso reto deportivo, el ganar una medalla (de oro, de plata o de bronce) y para otros, tener el certificado Olímpico, lo que es un gran logro y recompensa…….. y cómo no desear esto después de todo el esfuerzo y trabajo que hacen para llegar a lo más alto: SUS Olimpiadas.

Detrás de cada deportista hay una vida de mucho sacrificio. De lucha constante, de lucha de horas. Algunos de ellos saben que no son los mejores en sus disciplinas pero tienen en mente que son los MEJORES trabajadores y saben que con ello pueden llegar a lo más alto.

No sólo basta un cumulo de intenciones, basta tener la meta clara. Basta con tener la cabeza y el corazón en sintonía.

FB_IMG_1471617254588

Quizás sepamos que somos buenos en determinada actividad, quizás sepamos que aún nos queda un camino de mejora, pero si nuestro objetivo, meta o SUEÑO lo  trabajamos con esmero, constancia, esfuerzo, tesón, disciplina y sacrificio en mucho de los casos, lograremos lo que más queremos. 

Acaso, ¿somos conscientes que si nuestro proyecto (ese que tenemos en la cabeza rondándonos) lo trabajamos bajo estas características, lo podemos alcanzar?.

Quizás algún año nos lesionemos, ¿y por qué no caer? ¿por qué no permitirnos llegar a nuestros días más frágiles para salir poco a poco curados de ellos?. 

Acaso, ninguno quiso renunciar a sus próximos juegos?. Acaso a ninguno de ellos , la mente no le falló?. Acaso, ¿el cuerpo no les hizo mella?.

Acaso, ninguno de ellos quiso dejar de competir porque pensaban que ya todo estaba acabado?. Esto les ha pasado. Algunos se fueron y otros se han quedado a seguir dando lo mejor de sí hasta ver recompensado su esfuerzo. Quizás se hayan llevado alguna medalla, quizás algún certificado pero seguro que muchos se han ido tranquilos y satisfechos por haberlo intentado y de esto trata nuestros sueños, nuestras metas y llámalo como tú quieras…..lo importante es saber que lo hemos intentado. Lo importante es saber que hemos dado lo mejor de nosotros bajo nuestros miedos, incertidumbres, escalofríos y días grises.

Quizás si nuestra mente y corazón son de los privilegiados, estos nos ayuden a aprender de esta lesión para no continuar en UCI de por vida. Yo a veces entro a ella…..

A veces nuestros sueños tardan en hacerse realidad, pero tras ver a la deportista Ruth Beitia, me quedó claro que con esfuerzo y dedicación todo es posible. Ella tras 26 años de duro trabajo ha logrado lo que más deseaba, un ORO OLIMPICO. Se rindió hace unos años pero ella sabía que lo mejor estaba por llegar. Y ha llegado a lo más alto a los 37 años, gracias a su vitalidad, a la ilusión que le ha puesto a su trabajo y al agradecimiento constante a sus compañeros de equipo. Lo ha logrado gracias, a como dice ella, a su reconciliación con el mundo, dejando los berrinches de lado. Lo ha logrado gracias a su entusiasmo, a esa energía y a esa sonrisa que la caracteriza.

Y sentencia: “ el momento que volví tras retirarme me quité todas las penas de la mochila”.

Y nuestros sueños ¿donde están? ¿están recorriendo sendas para ser cumplidos? Ojalá y sea así! No te rindas, no me rindo!.

Grace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *